Pinganillo

 

Un pinganillo en la oreja.
Carita de circunstancias.
Medio perfil de arrogancia
y la duda, se despeja.
Sólo le falta colleja,
atrás, con la mano abierta,
a ver si así se despierta
de su sueño de fantasma
y se da cuenta, el "miarma",
que sólo es, "gilipuertas".